domingo, 30 de septiembre de 2012

el paisaje como estrategia de proyecto

"los lugares son nombres de las cosas que han pasado"

Así, si los acontencimientos, las acciones, se funden con los lugares, se altera nuestra posición respecto al paisaje, a su idea. Del arquitecto (o artista, o pensador) "hacedor" o "dador", que aporta centro, o eje, o sentido, o contrapunto, a quien "devuelve" o "interviene".

La mirada sobre el paisaje como lugar de los acontecimientos, de las cosas que han pasado, sean estos rotundos o leves (geología, agricultura); sean lentos o rápidos (agua, construcción), será la estrategia de proyecto a emplear. Con ella cobra otro sentido el aforismo de Picasso: "yo no busco, encuentro"; y se acerca y entiende el pensamiento de Sverre Fehn "descubro y soy lo que descubro".

programa Expolios

El programa,
que ahora también puede leerse casi como una memoria del curso,
es aún un elemento referencial para la propuesta en desarrollo.


Se puede leer o bajar en el blog de curso http://expolios.blogspot.com

programa Expolios 2

dos paisajes

más apuntes sobre el paisaje y la arquitectura

el baile del lugar y el tema

algunas indicaciones para abordar el proyecto

aproximación al lugar como paisaje:

ámbitos / relaciones / continuidades / movimientos / cualidades
el espacio contenedor del tiempo
la actividad como cultivo

el lugar y los residentes
el lugar en la Alhambra
el lugar y la ciudad
el lugar y los procesos

los residentes como lugar
los trabajos con el lugar y los trabajos en el lugar

concepción de los usos previstos:

actividad y habitación de los residentes / actividad de los arqueólogos / de los jardineros y biólogos / el uso público

el baile del lugar y el tema:

no se trata sólo de QUÉ construir (la forma), ni DÓNDE construirlo (el emplazamiento), sino de CÓMO (proceder, transformar, materializar, interpretar, ...)


estela del cuarto en el jardín

El pensamiento se construye con los materiales a nuestro alcance, a través de la imaginación (la capacidad de visualizar situaciones), la memoria (la huella emocional dejada por situaciones análogas vividas o conocidas), la atención y el deseo.

A veces lo percibimos como el resultado de una búsqueda y otras como un encuentro, una intuición, una suerte incluso. Pero este encuentro sólo es reconocible cuando se lo está buscando, o esperando.

Proyectar quizá sea tan solo pensar una transformación, por sutil que esta sea, para dar respuesta a una necesidad. Esta definición incluye una idea de paisaje y una idea de construcción. De un paisaje no regido por un criterio formal.

Para el pensamiento nos valemos de herramientas y de técnicas, ellas, las herramientas y las técnicas, no son necesariamente el pensamiento. (Cuando asumen este papel, el pensamiento se torna manierismo). De la observación y el estudio.

El lugar, en un sentido amplio, genérico y difuso, pero también en un sentido limitado, sensorial y fenomenológico, es uno de los “materiales a nuestro alcance” para el proyecto arquitectónico. El lugar entendido como paisaje pone de manifiesto los vínculos, los sistemas de relaciones, los procesos que subyacen en la forma.

El tema es un paisaje abstracto que busca configuración. (Cuando renuncia a esa busca se torna tópico, infértil; cuando la limita a situaciones análogas, en el mejor de los casos, investigación tipológica). Exige estudio y apropiación, análisis y empatía para ser también otro “material a nuestro alcance”.

La atención es el cuidado que nos lleva a conocer. Es el estudio, y el uso del dibujo o la elaboración de maquetas, de modelos, como indagación.

El deseo es la voluntad de hacer, sin él nada se mueve.

Todo proyecto presenta una profunda dificultad, que en algunas situaciones y temas se pone con extremada nitidez de manifiesto. Andar, si se piensa bien, es realmente dificultoso.

Del baile entre el lugar (un paisaje más material, aunque cargado de otras connotaciones, por la memoria, la cultura, etc.) y el tema (paisaje conceptual, preñado de adherencias materiales, luces, atmósferas, escalas, etc.) esperamos la configuración, o, al menos, la validación o la aceptación de lo propuesto.

En nuestro caso, dimos en llamar al lugar, con todas sus implicaciones, “el jardín”; y al tema, la fundación ideada, “el cuarto”. Sobre ambos, el jardín y el cuarto, debimos indagar (con los dibujos, con las maquetas, con el estudio y la imaginación).

Es difícil andar, y algunos hasta danzan.
Luis Ibáñez

visita inSOStenible a la casa Santiago14



expoliadores



expoliando el vacío, ayudados por otros textos, "el elogio de la sombra" de Junichiro Tanizaki, "algunos pasos hacia una pequeña teoría de lo visible" de John Berger, "atmósferas" y "pensar la arquitectura" de Peter Zumthor.

sábado, 29 de septiembre de 2012

La trucha y el torrente de la montaña, por Alvar Aalto.

Del libro Alvar Aalto, editado por Arno Ruusuvunori (Helsinki, Museum of Finnish Architecture, 1982), y traducido por Antonio Cortina Este artículo fue escrito como contestación a una en cuesta realizada por la revista Domus durante la dirección de Ernesto Rogers y fue publicada en 1947.

Para mí, como artista activo, resulta muy difícil escribir sobre cuestiones artísticas desde el mismo punto de vista que un crítico o un teórico de arte, quienes lo hacen desde afuera de la profesión. El profesional tampoco tiene la imparcialidad del historiador de arte respecto a las obras artísticas actuales o a sus colegas; por eso, presento a continuación solamente una serie de ideas surgidas en base a mi propio trabajo.

La cuestión de la relación entre arquitectura y artes liberales sigue siendo actual. En general, aparece como un deseo de que la arquitectura dé más importancia a la escultura y a la pintura, incluso se han presentado varias ideas sobre la cooperación entre los factores activos de estas "tres artes" -a veces casi al estilo de un "congreso del clero y de los médicos".

Generalmente esta exigencia toma la forma de "más pinturas monumentales en edificios públicos". No deja de extrañar, sin embargo, que este tipo de deseos provengan muy rara vez de parte de los artistas más destacados -con mayor frecuencia, son un grito del pueblo, o en el mejor de los casos, sugerencias sobre la política artística presentadas por las asociaciones de arte u otras agrupaciones semejantes. Yo no me opongo a estas exigencias, sino al contrario. El país que me atrae más que cualquier otro es Italia, patria clásica de la unión de las tres artes. La noticia sobre la destrucción de la pequeña capilla de Mantegna en Chiesa degli Eremitani me hizo sentir una personal gran pena. Pero creo, sin embargo, que el problema en su totalidad y la solución son mucho más profundos. No es posible llegar al centro de la cuestión por un mero incremento cuantitativo de la colaboración entre las tres artes.

Cuando el doctor Ernesto Rogers me plantea la cuestión sobre "la relación entre la arquitectura y el arte (art concret)", pienso que quizás ahí podría existir un camino que profundice y se acerque más al corazón de esta relación. Aunque se hayan adoptado de modo indirecto, las formas del arte abstracto han constituido un innegable estímulo para la arquitectura moderna. Por otra parte, la arquitectura también ha proporcionado material para el arte moderno. Estos dos campos del arte se han influido mutua y alternativamente. Así, también en nuestros días, las dos artes tienen una misma raíz, y eso significa ya mucho. Cuando tengo que solucionar un problema arquitectónico me encuentro generalmente, casi sin excepción, ante un obstáculo difícil de superar, una especie de "courage de trois heures du matin". La causa de ese fenómeno parece radicar en la complicada tarea originada por el hecho de que el proyecto arquitectónico moviliza innumerables elementos que a menudo están en mutuo conflicto. Exigencias sociales, humanas, economicas y técnicas junto con las cuestiones psicológicas que afectan tanto a los individuos como a los grupos combinadas con los movimientos de las masas y los individuos con sus fricciones internas, forman un complejo entramado imposible de desenredar de una manera racional o mecánica. El inmenso numero de exigencias y problemas parciales forma una barrera tras la cual la idea básica arquitectónica emerge muy difícilmente. En esa situación, aunque no de modo consciente, hago lo siguiente: olvido durante un tiempo el conjunto de los problemas hasta que todas la exigencias diversas y la atmósfera que la envuelve se sumerjan en mi subconsciente. Entonces paso por una fase semejante al proceso del arte abstracto. Dibujo guiado solamente por el instinto; no hago síntesis arquitectónicas, sino, a veces, algo parecido a composiciones infantiles, y, de este modo, sobre una base abstracta, gradualmente, va tomando forma la idea principal, un tipo de sustancia general, a través de la cual es posible armonizar los múltiples problemas parciales en conflicto. Al dedicarme al proyecto de la Biblioteca Municipal de Viipuri (tenía mucho tiempo, cinco años enteros), pasaba largos períodos de tiempo entretenido con dibujos ingenuos. Dibujaba todo tipo de paisajes de montaña fantasiosos, de vertientes iluminadas por varios soles en diferentes posiciones, y de ahí surgió paulatinamente la idea principal del edificio de la biblioteca. El sistema arquitectónico de la biblioteca se compone de varias áreas de lectura y de entrega, escalonadas en diferentes niveles, y en la cumbre se encuentran el centro administrativo y de supervisión. Los dibujos infantiles sólo estaban vinculados indirectamente con el pensamiento arquitectónico, pero en todo caso conducían a un entrelazamiento de la sección y de la planta y a cierta unidad entre la construcción horizontal y la vertical.

Menciono estas experiencias personales sin querer convertirlas en método. De todas formas, creo que la mayoría de mis colegas sienten algo parecido durante sus propias luchas con los problemas. Los ejemplos no tienen tampoco nada que ver con las buenas y las malas cualidades del resultado. Los cito aquí solamente para demostrar mi propia creencia instintiva en que las artes libres tienen la misma raíz abstracta en cierta manera, pero basada, no obstante, en el conocimiento y las imágenes almacenadas en nuestro subconsciente.

En nuestra exposición en Londres en 1933 (de obras de Aino Aalto y mías, organizada por The Architectural Review) expusimos algunas construcciones de madera, de las que algunas eran experimentos de formas y elaboración de madera sin ningún valor práctico, o relación racional siquiera con la práctica. El crítico de arte de The Times escribió sobre éstas como si fuesen una expresión del arte abstracto. Dijo que eran "non-objetive art". Por otra parte, clasificaba algunas construcciones como puros ejemplos de arte abstracto, que, en su opinión, a diferencia del arte no material en general podrían tener uso práctico algún día en el futuro. Quizá tuviera razón, no he querido desmentirlo entonces ni ahora. Pero como opinión personal y emocional querría añadir que la arquitectura y sus detalles pertenecen en cierto modo a la biología. Tal vez se asemejen, por ejemplo, a un salmón grande, o a una trucha. No nacen completamente desarrollados, ni siquiera nacen en el mar o en las aguas en que normalmente viven. Nacen a miles de kilómetros de su morada habitual, donde los ríos se reducen a arroyos entre las montañas, en pequeños regajos cristalinos, bajo las primeras gotitas del hielo que se deshiela, tan lejos de la vida normal como la emoción y el instinto humanos lo están del trabajo cotidiano.

Así como una pizca de huevas requiere tiempo para desarrollarse en un pez completamente evolucionado, igualmente se necesita tiempo para todo lo que se desarrolla y cristaliza en nuestro mundo de ideas. La arquitectura necesita aún más tiempo de desarrollo que cualquier otro trabajo creador. Como un pequeño ejemplo de mi propia experiencia, puedo citar que de lo que puede parecer un mero juego de formas, después de un largo período de tiempo inesperadamente surge una forma arquitectónica práctica.

¿Cuál es el desarrollo del capitel de una columna jónica? Su origen está en las formas dobladas de madera y en el retorcimiento de las fibras bajo la presión. Pero el producto final de mármol no es una copia naturalista de este proceso inicial. Sus formas pulcras y estables encarnan cualidades humanas, inexistentes en la forma constructiva original.

"En mi opinión, la propiedad principal del arte abstracto es su naturaleza puramente humana", dijo un pintor checo, con quien hablaba en mi oficina. "No soy capaz de explicarlo, pero mis sentimientos y mis experiencias me lo dicen", continuó.

"Entweder fühle ich oder fühle ich nicht" (Simplemente lo siento o no lo siento), me dijo un médico suizo, que había experimentado la dureza de las tragedias humanas. Con esto quería expresar su propia relación personal con el arte.

En sus mejores ejemplos, el arte abstracto es el resultado de un tipo de proceso de cristalización. Quizá se deba a esto el hecho de que sea entendido pura y únicamente a través del sentimiento, aunque a menudo incluya y cubra ideas constructivas y todo un tejido de tragedias humanas. A su manera, es un arma que puede transferirnos una corriente de sentimientos puramente humanos, perdidos de algún modo por ta palabra escrita. Esto no se puede aplicar, por supuesto, a las formas vulgares y comerciales del arte libre, que hoy día, como siempre, florecen como malas hierbas.

Me parece que ya estamos bien entrados en el camino hacia la unión de las artes, y que esta unión se puede ver como una red que reúne "las tres artes" en su raíz, "in statu nascendi", y no en la superficie. Naturalmente, estamos en una fase de este proceso de unión -pero eso no reduce su valor. Al progresar la cultura, cada fase tiene el mismo valor artístico. En términos humanos, no podemos situar el arte arcaico en una clase inferior al de la Acrópolis. Giotto no era menos maestro que sus colegas posteriores.



(*)Alvar Aaalto (1898-1976), Oriundo de Koutame, Finlandia, se encuentra entre los arquitectos, de mayor trascendencia del siglo XX. Junto a la Arquitectura, también se desarrolló como pintor y diseñador de muebles y objetos utilitarios, investigó y experimentó con diversos materiales y texturas a fin de enriquecer los espacios intemos de sus obras. Su sentido humano y su relación con la naturaleza puede observarse en la mayor parte de sus proyectos entre los que se destacan el edificio de los dorrmitorios para estudiantes mayores en Cambridge, la capilla funeraria Malm y la sede del Partido Comunista en Helsinki, el teatro de Knoppio y el de Oulu, el Ayuntamiento y la Estación Central de Göteborg en Suecia, el Museo de Bellas Artes de Aalborg en Dinamarca, el de Jyvaskyla en Finlandia, el de Bagdad en Irak, el de Chiraz en Irán, la Opera de Essen y el Centro de la Cultura De Wolfsburg en Alemania, la ordenación del centro de Otaniemi y su Ciudad Universitaria, la Biblioteca del colegio Benedictino de Mount Angel, Oregón -E.E.U.U.-, la ciudad Experimental Gammelbacka en Porvoo y el Centro Cultural de Siena en Italia.


CIRCO

Circo es una pequeña publicación gratuita de los arquitectos Mansilla y Tuñón, que trata todo tipo de temas arquitectónicos y que ha sido premiada varias veces por su calidad.
Desde el enlace podéis acceder a la web donde se encuentran todas las revistas publicadas hasta la fecha, que podréis descargar en PDF.
Aunque se pueden leer en el ordenador no os lo recomiendo, ya que están pensadas para ser impresas en a4 a doble cara para posteriormente graparlas como cualquier revista, doblarlas por la mitad y obtener un cómodo formato a5.

CIRCO - Mansilla y Tunón.

Juhani Pallasmaa

entrevista con Juhani Pallasmaa
descarga pdf

Alvaro Siza en la Alhambra


"...la tarea fundamental del arquitecto es tornar cosas feas en bellas. (...) temor, y muchas dudas al encontrar un tema tan difícil. (...) teníamos que proponer arquitectura moderna?, y la respuesta es sí, pero cómo, cómo hacerlo."

domingo, 16 de septiembre de 2012

jueves, 13 de septiembre de 2012

fragmentos de memoria


Dolmen de Albi II
Elena Asins, premio nacional de artes plásticas 2011 (foto Joaquín Cortés / Román Lores El País)

miércoles, 1 de febrero de 2012

Espacio de trabajo


Volumen y diferencia de luz entre el espacio para descansar elevado y el de trabajo

domingo, 8 de enero de 2012

Hipotesis de Proyecto.



1Talleres 2Residencia 3Teatro abierto 4Exposicion
"completar el lugar creando nuevos espacios"
"mantener los procesos existentes y crear nuevos movimentos"
"aprovechar la morfologia del lugar"
"dar a los espacios vacios nuevos sentidos"

martes, 20 de diciembre de 2011

Residencia Colectiva

Anteprotyecto de la parte residencial. Todavía hay cosas que no estan cerradas.



martes, 13 de diciembre de 2011

"Resumen" de "Los ojos de la piel" , Juhani Pallasmaa




Hola compañeros. Os dejo las citas más o menos textuales del libro Los ojos de la piel de Juhani Pallasmaa. Yo copié las cosas que más me llamaron la atención. Las comparto no para que no necesitéis leeros el libro , sino por si os incitan a leérlo y encontrar vuestros propios intereses en él. Saludos.



viernes, 9 de diciembre de 2011

Refugio de fácil construcción




Refugio autoportante de palets de madera, cuerdas, alambres y lona impermeable. Útil para trabajar y reposar. Un ligero efecto invernadero caldea el interior. Aprovecha árboles cercanos para apoyar la cubierta y la hamaca.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

martes, 29 de noviembre de 2011

martes, 22 de noviembre de 2011

Firmas para la reapertura del Museo del Agua

El ayuntamiento de Lanjarón acaba de cerrar el Museo del Agua, edificio premiado a nivel peninsular del profesor Juan Domingo Santos. Todos deberiamos firmar en contra de esta decisión, tomada por motivos políticos.

Se puede apoyar la causa con nuestras firmas en los siguientes enlaces:AMIGOS DEL MUSEO DEL AGUA

lunes, 21 de noviembre de 2011

lunes, 14 de noviembre de 2011

Topografía en 3D





Tiene algunos errores (picos y ángulos) porque las curvas tienen partes que faltan, aún así es bastante útil para seccionarlo. Es un archivo de Sketchup.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Lo inalcanzable



La Alhambra.¿Paraíso terrenal, o baluarte defensivo?

lunes, 31 de octubre de 2011

Solidez y fragilidad



Los espejos simulan el delicado interior de la Alhambra y el reflejo del sol en el agua.